Aterosclerosis cerebral

La aterosclerosis cerebral de los vasos cerebrales es un daño progresivo al sistema circulatorio del sistema nervioso central, la enfermedad es irreversible.

La patología, que anteriormente se considera una enfermedad de los ancianos, es considerablemente más joven, ya que una gran cantidad de personas menores de 30 años que padecen esta dolencia pierden su capacidad de trabajo incluso antes de la vejez, que no puede pasar inadvertida.

Las personas que sufren de cerebrosclerosis en el fondo de la hipertensión arterial son más susceptibles a la hemorragia cerebral aguda (accidente cerebrovascular), por lo que es importante realizar un diagnóstico precoz de las lesiones vasculares con placas de colesterol y prescribir un tratamiento completo.

Solo un tratamiento competente en la etapa temprana de la formación del proceso patológico ayudará no solo a prolongar la vida del paciente y mejorar su calidad.

¿Qué es la aterosclerosis cerebral?

La aterosclerosis de los vasos cerebrales es una patología crónica caracterizada por una pérdida gradual de la elasticidad de la pared vascular, el flujo sanguíneo se ve obstaculizado, lo que provoca la sedimentación del colesterol y la formación de placas.

Con un bloqueo significativo de la "línea de suministro" del cerebro, aparecen mareos, dolores de cabeza, pérdida de memoria y otros síntomas de isquemia cerebral. La manifestación de la enfermedad puede variar según el proceso de localización y la etapa de su desarrollo.

Tipos de cerebrosclerosis

Antes de considerar cómo deshacerse de la enfermedad, debe familiarizarse con la clasificación. Se distinguen los siguientes tipos de aterosclerosis cerebral:

  1. Intermediación (el desarrollo tiene un carácter ondulatorio, el deterioro es reemplazado por la mejora y la espalda),
  2. Progreso lento (el cuadro clínico se agrava gradualmente),
  3. Maligno (agudo) caracterizado por el diagnóstico de esclerosis en la etapa de cambios irreversibles, también puede manifestarse como un derrame cerebral o un trastorno mental.

Es importante La enfermedad de tipo 3 más desfavorable. ¿Cuál es el peligro de una especie aguda, que desarrolla rápidamente consecuencias irreversibles, que llevan a la muerte? Dichas manifestaciones como la pérdida de la memoria, los frecuentes ataques isquémicos y los accidentes cerebrovasculares pasan a primer plano.

Además de la velocidad de desarrollo, la localización de la arteria afectada se tiene en cuenta al realizar un diagnóstico:

  • cerebro trasero
  • somnoliento (interno o general),
  • tronco braquiocefálico,
  • Red vascular del cerebro.

Cuanto mayor es el diámetro del vaso afectado, más pronunciada es la patología. Los cambios en los vasos pequeños se reflejan pobremente en el estado general del paciente y tienen síntomas más escasos.

Sólo tres etapas de desarrollo de la aterosclerosis cerebral:

  1. Al principio, se determina una placa lipídica en las paredes de los vasos sanguíneos, durante este período, los síntomas son de naturaleza funcional y aparecen solo con un estrés físico o psicológico grave.
  2. La etapa 2 se caracteriza por la formación de placa lipídica y aparece constantemente. Los mareos, la confusión, los dolores de cabeza, la visión reducida se estabilizan y no dependen del estrés.
  3. En el tercer grado, un aumento en la placa conduce al bloqueo de la luz vascular, que se manifiesta por los síntomas de la isquemia cerebral. El paciente pierde capacidad de trabajo.

Lo que provoca

La prevención de la enfermedad es eliminar las causas de su provocación:

  • herencia
  • fumando
  • tomando grandes dosis de alcohol
  • exceso de trabajo y fallo del ritmo biológico (nocturno y diario),
  • desnutrición sistemática,
  • estrés frecuente
  • Vejez y género (hombres en riesgo),
  • trastornos metabólicos, incluida la obesidad,
  • diabetes mellitus
  • hipodinia
  • hipertension

La violación de la elasticidad de los vasos sanguíneos y el aumento del colesterol en la sangre son los principales enemigos de los pacientes con cerebrosclerosis.

Síntomas, signos

Señales de daño de GM:

  • Pérdida de memoria Al comienzo del desarrollo de la enfermedad, hay fallas en los eventos recientes en medio del exceso de trabajo o el estrés. En el futuro, la manifestación es más pronunciada y el olvido ya es notable para los demás. Los pacientes no pueden recordar lo que sucedió hoy, pero hablarán fácilmente sobre los eventos de la juventud.
  • distensión mental
  • tendencia a la depresión, cambios rápidos de humor,
  • trastornos del sueño
  • los dolores de cabeza se vuelven estables,
  • mareo ortostático (cuando se cambia la posición del cuerpo en el espacio),
  • se produce un cambio de personalidad, los trastornos mentales no son raros,
  • convulsiones (epilepsia),
  • Ataxia (pérdida de coordinación de los movimientos con lesiones cerebelosas).
  • visión reducida, audición, hasta pérdida completa,
  • Intolerancia al ruido y luz brillante.

Es importante La aterosclerosis de las arterias cerebrales puede manifestarse como una crisis hipertensiva (que dura hasta 2 días) o un accidente cerebrovascular. La falta de primeros auxilios y el tratamiento completo para estas manifestaciones pueden causar consecuencias negativas (discapacidad o muerte).

Diagnósticos

El diagnóstico de hipertensión no es posible sin un examen exhaustivo. El papel principal en el diagnóstico lo desempeña un neurólogo, además de las consultas de especialistas relacionados: es necesario un cardiólogo, un oftalmólogo, un otorrinolaringólogo, un terapeuta y, a veces, una consulta con un cirujano.

La cantidad de examen del cerebro para determinar la localización del proceso y el grado de trastornos circulatorios:

  • La ecografía Doppler le permite evaluar el estado de los vasos e identificar áreas con un flujo sanguíneo deficiente,
  • La exploración dúplex es adecuada para la investigación fuera de las arterias craneales que alimentan el cerebro.
  • la dopplerografía transcraneal se utiliza para evaluar la nutrición sanguínea intracraneal,
  • La angiografía es un examen de rayos X de la vasculatura por contraste. Se aplica de acuerdo con estrictas indicaciones debido al alto trauma del estudio,
  • Se requiere una TC para evaluar el área afectada por pacientes con accidente cerebrovascular.
  • La RMN le permite evaluar el daño a los vasos sanguíneos por las placas,
  • Examen de sangre para determinar el nivel de azúcar y colesterol.

Es importante Para determinar el alto grado de estrechamiento del sistema circulatorio, el paciente se envía a consulta con un cirujano vascular para decidir la viabilidad de la intervención quirúrgica. Qué médico trata la patología depende de los datos obtenidos del examen completo. La mayoría de los pacientes son dirigidos por un neurólogo, junto con un cardiólogo y un terapeuta. Cuando la cirugía es necesaria, se asigna un papel importante al cirujano vascular. En las personas mayores, la cirugía a menudo no es posible debido a patologías concomitantes.

Consecuencias

AH puede llevar a complicaciones graves, a saber:

  • crisis hipertensiva,
  • un golpe
  • VSD,
  • Con la derrota de las arterias periféricas de la insuficiencia renal crónica,
  • muerte

El tratamiento de esta enfermedad es posible, sin embargo, ya no es posible la recuperación completa del vaso esclerótico. El tratamiento está dirigido a mantener la salud en el nivel y la eliminación de los síntomas. Sin embargo, la eliminación de las causas de la aterosclerosis cerebral y la terapia bien elegida en la primera etapa permite restaurar la elasticidad y restaurar la circulación sanguínea del área afectada al máximo.

El tratamiento de la aterosclerosis se selecciona individualmente y se realiza en combinación. Cómo lidiar con la patología del médico decide sobre la base de la encuesta.

Terapia de drogas

Los medicamentos recetados se seleccionan en el complejo. Cada grupo de sustancias medicinales fortalece y complementa el resto. Usar un remedio para esta dolencia no es efectivo:

  1. estatinas retardar el progreso de la esclerosis,
  2. secuestrantes de ácidos biliares eliminar los lípidos de la sangre, junto con las estatinas previenen la formación de placas lipídicas y retrasan el desarrollo del proceso patológico,
  3. agentes antiplaquetarios reducir el riesgo de trombosis en presencia de placas escleróticas, también se usan para ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares para prevenir la trombosis recurrente (es importante tener tiempo para ingresar en las primeras 6 horas después del "accidente"),
  4. medicamentos hipolipemiantes Previene la formación de placas de colesterol, le permite eliminar la deposición joven,
  5. antihipertensivos "Mantener" la presión arterial en un nivel aceptable, lo que evita el estrechamiento excesivo de las arterias,
  6. antiinflamatorio reducir el riesgo de cambios en la pared vascular,
  7. vasodilatadores Diseñado para garantizar el acceso de suficiente sangre al cerebro,
  8. sedantes utilizado para normalizar el sistema nervioso,
  9. Vitaminas B Proporcionar protección del cerebro contra la hipoxia.

La dificultad del tratamiento radica en la necesidad de medicación a largo plazo de los grupos enumerados en varias combinaciones. La negativa a tomar medicamentos a menudo conduce a un derrame cerebral y otras complicaciones.

Métodos populares

Además de la terapia con medicamentos para la aterosclerosis cerebral, se utilizan activamente los medicamentos tradicionales, que incluyen:

  • fitoterapia (hierbas eficaces, disminución de la presión arterial, mejora la circulación sanguínea, mejora el funcionamiento del músculo cardíaco, sedante),
  • apiterapia (El uso de productos de abeja) fortalece bien la inmunidad general, reduce el riesgo de trombosis, proporciona nutrición al cerebro y mejora el funcionamiento del sistema nervioso.
  • ajo, cebolla y miel Son la mejor manera de limpiar los vasos. Estos componentes se utilizan juntos y por separado. El curso de limpieza de los vasos sanguíneos utilizando diversas recetas de la medicina tradicional le permite mantener la elasticidad de los vasos sanguíneos y respaldar el trabajo del corazón durante muchos años.

El tratamiento de la aterosclerosis cerebral es imposible sin una dieta. El principio fundamental en la derrota de los vasos sanguíneos es reducir la comida chatarra. Se aconseja a los pacientes rechazar la sal, fritos y ahumados, alimentos grasos.

Una gran parte de la dieta debe estar compuesta por productos de origen vegetal (las verduras y las frutas deben consumirse preferiblemente hervidas, guisadas, al horno y crudas), asegúrese de incluir el cereal de lino, la harina de avena y el alforfón.

La ración debe contener mariscos (kale de mar, pescado) y derivados lácteos (requesón, kéfir).

Otro aspecto importante de la dieta será la normalización del peso, con un nivel elevado de azúcar en la sangre, una dieta con una disminución del colesterol y los carbohidratos.

Para el aderezo de platos use girasol, linaza y aceite de oliva. Asegúrese de organizar días de ayuno.

Prevención

Muchos pacientes preguntan si es posible curar el daño cerebral en los ancianos sin píldoras, la respuesta es no. Sin embargo, para prevenir el desarrollo de cambios ateroscleróticos, puede seguir las simples reglas de prevención:

  1. La dieta es especialmente importante a la edad de 40 años.
  2. estilo de vida activo
  3. rechazo de malos hábitos y trabajo en empresas con mayores riesgos (incluido el voltaje estático, los turnos nocturnos y diarios, los cambios de temperatura, el ruido o la vibración),
  4. buenas noches de sueño
  5. Adherencia al trabajo y al descanso.
  6. control de azúcar en la sangre
  7. Normalización y control de la presión arterial.

En caso de desarrollo de patología cardiovascular, el tratamiento oportuno permitirá evitar el desarrollo de aterosclerosis y reducir la propagación del proceso en caso de que se inicie la formación de aterosclerosis. En la vejez es necesario someterse a exámenes profilácticos por un cardiólogo y un médico general.

Causas y factores de riesgo.

La aterosclerosis cerebral se conoce como enfermedades polietiológicas. En primer lugar, el riesgo de aterosclerosis cerebral de los vasos cerebrales aumenta con la edad. Su ocurrencia a una edad más temprana generalmente ocurre en el contexto de una mala nutrición, trastornos metabólicos, sobrepeso, falta de actividad física, fumar y abuso de alcohol. Además, la hipertensión arterial contribuye al desarrollo de la patología. A menudo, los pacientes experimentan una combinación de aterosclerosis cerebral y presión arterial alta, con ambos estados agravándose entre sí.

También los factores de riesgo incluyen los procesos infecciosos crónicos y la intoxicación del cuerpo, que tienen un efecto adverso en la pared vascular. Un cierto papel lo desempeña un estado psicoemocional adverso, un sobreentrenamiento mental y situaciones estresantes frecuentes. La predisposición genética también es importante. En la práctica clínica, a menudo se registran los casos familiares de desarrollo de tales complicaciones de la aterosclerosis cerebral, como el accidente cerebrovascular.

¿Qué es la aterosclerosis cerebral?

La aterosclerosis de los vasos cerebrales es una lesión sistémica progresivamente progresiva de los vasos ubicados en el órgano correspondiente. En medicina, puede encontrar otras definiciones de esta enfermedad, por ejemplo, aterosclerosis de tipo cerebral o lesión aterosclerótica de vasos cerebrales, pero la esencia sigue siendo la misma. El trabajo del sistema nervioso central se ve interrumpido, lo que conduce gradualmente a consecuencias irreversibles.

El mecanismo etiopatogenético del desarrollo de la aterosclerosis del cerebro se asocia con un metabolismo deteriorado del carácter proteína-lípido, con daño a la íntima de los vasos cerebrales por sus productos de degradación y directamente por los complejos de grasa en sí mismos, con la formación de placas ateroscleróticas.

Según las estadísticas, en los vasos cerebrales, la aterosclerosis afecta con mayor frecuencia las arterias de los ganglios subcorticales, las arterias del tálamo y la protuberancia. En la mayoría de los casos, las formaciones están formadas por el tipo de placas fibrosas, la lipoidosis es menos común.

Los hombres son más afectados que las mujeres. Tienen cambios ateroscleróticos graves que comienzan a afectar los vasos del cerebro antes de los 10 años. Sin embargo, en la edad avanzada (después de los 55 años), tanto las mujeres como los hombres se ven igualmente afectados por esta patología de los vasos cerebrales. Las estadísticas indican inexorablemente que en los últimos años ha habido un número creciente de personas enfermas desde la edad joven, apenas 30 años.

Además, ciertas lesiones ateroscleróticas de los vasos cerebrales se observan con mayor frecuencia en personas que sufren de hipertensión.

Síntomas de la arteriosclerosis cerebral.

Entre los signos claros que indican el desarrollo de lesiones patológicas de los vasos cerebrales, se pueden identificar:

La marcada disminución en la memoria, que se manifiesta en el olvido de los eventos que ocurrieron en los últimos tiempos. Al principio, los problemas de memoria se hacen sentir esporádicamente, son especialmente notables solo después de la fatiga mental y física. A medida que avanza la aterosclerosis, las inmersiones se hacen más y más notables, pero la memoria de los eventos pasados ​​permanece durante mucho tiempo.

Disminución del rendimiento mental, que se manifiesta en forma de fatiga. El paciente no puede enfocar permanentemente su atención en un objeto particular, concentrar sus propios pensamientos.

La labilidad emocional es otro síntoma frecuente de la arteriosclerosis cerebral. Al mismo tiempo, el estado de ánimo en una persona se caracteriza por la inestabilidad, la variabilidad. Es decir, incluso los eventos insignificantes conducen a la aparición de una reacción emocional de colores brillantes. La mayoría de las veces, estas personas tienen lágrimas, son propensas a la depresión y aumentan la ansiedad, a menudo tienen inquietudes sobre su propia salud, hay una falta de confianza en sus propias capacidades.

A menudo los pacientes se quejan de insomnio regular.

Los compañeros constantes de este tipo de enfermedad vascular del cerebro son los dolores de cabeza y los mareos frecuentes. Se diferencian en que surgen en el período en que una persona cambia su posición de horizontal a vertical. Es decir, en pocas palabras, se levanta de la cama y ni siquiera se sacude, sino más bien lentamente.

A medida que la enfermedad progresa, se pueden observar cambios pronunciados en la personalidad de una persona, cambios en su comportamiento y trastornos mentales comunes.

La epilepsia es otro síntoma prominente de la aterosclerosis cerebral progresiva de los vasos cerebrales, que se observa en las personas mayores. Se expresa en la aparición de convulsiones convulsivas.

Las senopatia como síntomas de aterosclerosis de los vasos cerebrales se manifiestan en el hecho de que una persona se queja de hormigueo en la cara, entumecimiento de las piernas y aparición de calor en la región occipital.

La respiración de Cheyne-Stokes o la respiración periódica, que se caracteriza por ciertos ciclos: respiraciones superficiales, seguidas de respiraciones profundas, después de la séptima respiración, la respiración se vuelve rara vez, entonces hay una pausa y el ciclo se repite. Más a menudo, esta respiración se observa con aterosclerosis de las arterias que alimentan la médula.

La ataxia se observa con más frecuencia con lesiones arteriales que alimentan el cerebelo o el aparato vestibular. Se expresa en la inconsistencia de los movimientos de varios músculos, en la pérdida de equilibrio al caminar y estar de pie, en la inexactitud y la incomodidad de los movimientos, mientras que la fuerza de las extremidades no se pierde.

Además, los pacientes en diversos grados, manifiestan habla, discapacidad auditiva y visual, así como parálisis transitoria.

A menudo es difícil para un paciente tolerar los sonidos fuertes, y puede producirse una reacción irritable a la luz.

Los síntomas en la aterosclerosis de los vasos cerebrales deben distribuirse en varios períodos, para una comprensión más clara de la progresión de la enfermedad:

La primera etapa se caracteriza por manifestaciones pseudo-neurovasténicas con cefaleas recurrentes, acúfenos, trastornos del sueño, intolerancia a la luz brillante, un sonido fuerte, rendimiento disminuido y otras manifestaciones de naturaleza similar.

La segunda etapa del desarrollo de la enfermedad está marcada por manifestaciones clínicas más pronunciadas, con el desarrollo de depresiones, síntomas ansiosos y delirantes, con confusión.

La tercera etapa se caracteriza por el desarrollo de demencia con deterioro grave de la memoria. La demencia se forma en el contexto del daño cerebral orgánico por aterosclerosis. Una persona se vuelve indefensa, puede haber desorientación en el tiempo, sin embargo, los estándares de conducta generalmente aceptados permanecen intactos durante mucho tiempo.

Un síntoma importante que deben conocer los pacientes, y sus familiares con aterosclerosis cerebral, es una crisis cerebral o hipertensiva. Se acompaña de cefaleas y, en general, se observa debilidad en una extremidad superior o inferior. A menudo la crisis se acompaña de trastornos visuales y del habla. Como regla general, dura hasta 2 días, y luego la condición del paciente se estabiliza. Si los síntomas no desaparecen después de que este período de tiempo haya expirado, entonces tiene sentido suponer que estas manifestaciones son signos de un derrame cerebral.

Después de una crisis, el paciente es complaciente, puede estar en un estado de euforia, mientras que todos los intereses se reducen a problemas domésticos y se pierde el rendimiento normal.

Formas de la enfermedad.

La aterosclerosis cerebral se clasifica según la localización y el curso clínico.

Dependiendo de la localización de la lesión, pueden afectarse la arteria cerebral posterior, la arteria cerebral anterior, las arterias carótidas comunes o internas, el tronco braquiocefálico y los vasos sanguíneos de un calibre más pequeño.

Según el curso clínico, la aterosclerosis cerebral se divide en intermitente, lentamente progresiva, aguda y maligna.

Causas de la arteriosclerosis cerebral.

Los factores que conducen al desarrollo de la aterosclerosis localizada en los vasos del cerebro son idénticos a los riesgos que forman la aterosclerosis de cualquier vía de la sangre. Es importante recordar que cualquier placa aterosclerótica puede desarrollarse durante varias décadas.

Influenciar la progresión temprana del proceso patológico puede:

Fumando La Organización Mundial de la Salud argumenta que la entrada de humo de tabaco en el cuerpo se convierte en un factor que provoca el desarrollo de la aterosclerosis cerebral. Su acción es multifactorial, pero el efecto más peligroso es el estrechamiento de las arterias del cerebro y la pérdida gradual de su elasticidad.

Presión arterial alta. Si la hipertensión arterial permanece durante mucho tiempo sin un efecto terapéutico adecuado, esto conduce a la compactación y el estrechamiento de los vasos sanguíneos del cerebro, lo que resulta en un mayor riesgo de placas ateroscleróticas y accidentes cerebrovasculares.

La diabetes Con el desarrollo de la enfermedad, existe una violación del tratamiento en el cuerpo, no solo la glucosa, sino también los lípidos, que en última instancia tienen un efecto perjudicial en los vasos cerebrales. Además, la diabetes conduce a un aumento de la presión arterial. En combinación con la hipertensión arterial ya existente, la diabetes mellitus aumenta el riesgo de desarrollar una lesión vascular patológica 4 veces.

La obesidad En las personas con sobrepeso, como resultado de las alteraciones en el metabolismo de los lípidos y carbohidratos, hay un aumento constante del colesterol en la sangre, que es un factor poderoso que provoca el desarrollo de la aterosclerosis. Además, el problema del sobrepeso es relevante en este momento, según las estadísticas, alrededor del 25% de la población rusa padece obesidad. Y estas personas están en edad de trabajar.

Niveles altos de colesterol. Independientemente de lo que lleve a un aumento en su número, el riesgo de aterosclerosis de los vasos cerebrales aumenta varias veces. Especialmente, el peligro aumenta en el contexto de un aumento constante de los niveles de LDL.

Pertenecer a una causa masculina o de género. Es a la edad de 60 años que los hombres tienen una mayor probabilidad de ser diagnosticados con aterosclerosis de los vasos cerebrales. Aunque después de que una mujer pasa la menopausia, las posibilidades de padecer aterosclerosis del cerebro son iguales. Esto se debe al hecho de que el nivel de estrógeno, que inhibe el desarrollo de la aterosclerosis en el cuerpo femenino, después de la menopausia se reduce significativamente.

La herencia Si había familiares en la familia que a una edad temprana sufrían de aterosclerosis de los vasos cerebrales, el riesgo de una patología similar aumenta significativamente.

Los alimentos con un alto contenido de grasa saturada afectan negativamente el estado de los vasos sanguíneos, incluido el cerebro. Esto, en primer lugar, conduce a un aumento en el nivel de colesterol y al rápido crecimiento de las placas ateroscleróticas. Además, si hay una predisposición hereditaria, una dieta alta en grasas puede desencadenar un efecto mejorado de los genes existentes que son responsables del aumento de los niveles de colesterol. Como resultado, su síntesis se volverá anómala.

La actividad física mínima o hipodinamia es uno de los factores más poderosos en la progresión de la aterosclerosis cerebral. Cualquier carga: caminar, correr, nadar: acelera la excreción de HDL del cuerpo y contribuye a la prevención de la enfermedad.

La edad es un factor que provoca el desarrollo de la patología, que no puede ser excluida. Las primeras manchas de grasa en los vasos se encuentran ya a la edad de 10 años, y se vuelven más pronunciadas en promedio a la edad de 50 años. Esto se debe tanto a la acción de otras causas provocadoras como a la desaceleración de los procesos metabólicos de grasa, carbohidratos y vitaminas en el cuerpo. Las fallas del sistema inmunológico, glándulas endocrinas, hígado, infecciones múltiples, etc., también se ven afectadas.

El estrés y los malos hábitos en general son la causa de muchas enfermedades y la aterosclerosis de los vasos cerebrales no es una excepción.

Tratamiento de la aterosclerosis cerebral.

La terapia de esta patología es un proceso largo y, con mayor frecuencia, de por vida. Esta tarea es realizada por un neurólogo cuyas tareas incluyen la identificación de personas con problemas similares, la evaluación de la gravedad de la enfermedad y la implementación de una terapia conservadora. En primer lugar, está diseñado para mejorar el suministro de sangre al cerebro y convertirse en la prevención de la trombosis arterial.

Con respecto a la terapia con la ayuda de medicamentos, el esquema moderno de exposición es el siguiente:

Terapia antiplaquetaria, cuyo objetivo es reducir el riesgo de accidente cerebrovascular isquémico. Preparaciones utilizadas para este fin: ácido acetilsalicílico y clopidogrel. Sin embargo, la hemostasia es un requisito previo.

Para mejorar la regulación nerviosa de la glándula endocrina se utilizan sedantes o, por el contrario, tónicos. Esto puede ser tiroidina, así como pequeñas dosis de estrógeno.

En paralelo, los medicamentos se utilizan para reducir el nivel de colesterol en la sangre. Estas pueden ser estatinas (inhibiendo la síntesis de colesterol en el hígado, reduciendo las LDL y aumentando las HDL) - lovastatina, atorvastatina, simvastatina, pravastatina, así como fibratos (reduciendo el colesterol y los triglicéridos) - gemfibrozilo, fenofibrato, clofibrato. Además, se prescriben resinas de intercambio aniónico o secuestrantes de ácidos biliares que promueven la excreción de colesterol, ejemplos de estos agentes: hestiramina, colestipol. Ezetimibe, atromide, miscleronone, etc. ayudará a reducir la absorción de colesterol en el intestino delgado.

Las preparaciones de yodo y la diosponina pueden ayudar a reducir los trastornos isquémicos cerebrales. Además, para este propósito, se puede prescribir uidina de calcio, yoduro de potasio o solución de yodo. Los preparativos son tomados por los cursos para excluir el yodismo.

Para resolver una tarea terapéutica en lugar de profiláctica, se utilizan altas dosis de ácido ascórbico, así como vitaminas B (B2, B6), que exceden significativamente el requerimiento diario.

Además, en el tratamiento de pacientes prescritos medicamentos dirigidos a prevenir el desarrollo de trastornos circulatorios. Estos pueden ser coronarolíticos, así como agentes que dilatan las arterias y los anticoagulantes cuando existe una amenaza de coágulos de sangre.

Cuando se detectan estenosis hemodinámicamente significativas, ya sea un bloqueo completo de la arteria o placas inestables, el cirujano vascular decide si es necesaria una operación. La medicina moderna ha alcanzado alturas significativas en cuanto a la realización de operaciones reconstructivas en los vasos, incluido el cerebro.

Los siguientes tipos de tratamiento quirúrgico están actualmente disponibles:

Endurectomía Basado en el hecho de que el crecimiento graso es eliminado por el método abierto. Para este propósito, se realiza una incisión en la piel para obtener acceso al vaso ocluido. Después de eso, el cirujano detiene el flujo de sangre en este lugar, la pared del torrente sanguíneo se diseca rápidamente y se elimina la grasa corporal. Después de tales manipulaciones, el cirujano solo puede coser el sitio dañado con una sutura vascular. De esta manera, la placa puede ser removida en los vasos extracraneales.

Stents y globos. Los stents y los globos se utilizan para eliminar la formación aterosclerótica en los vasos intracraneales. Es decir, es necesaria la remoción endoscópica de placa aterosclerótica. Para hacer esto, se inserta un endoscopio con un stent en el vaso más ancho, y luego, bajo un seguimiento constante con rayos X, se avanza hasta el lugar donde hay un estrechamiento de la arteria debido a la presencia de una placa. Es allí donde se produce la instalación del stent, que, al aumentar el lumen del vaso, restaura el curso de la sangre a través de él.

Debe entenderse que la aterosclerosis cerebral se clasifica como una enfermedad crónica, por lo que el tratamiento suele ser de por vida. Según el momento en que se realizó el diagnóstico y el inicio del tratamiento, el pronóstico también dependerá. En la práctica de los neurólogos, se conocen formas extensas de aterosclerosis de los vasos cerebrales, que, sin embargo, permitieron a las personas no solo vivir por mucho tiempo, sino también seguir siendo eficientes. Sin embargo, hay casos en que la primera manifestación clínica de esta enfermedad termina en un accidente cerebrovascular y es fatal para una persona. Por lo tanto, el médico desempeña un papel tan importante en el diagnóstico oportuno de la enfermedad y su tratamiento calificado.

Dieta para la aterosclerosis cerebral.

No puede deshacerse de la patología de los vasos sanguíneos del cerebro o prevenir los ataques de enfermedades agudas sin observar una dieta determinada. Como opción dietética, los médicos recomiendan una serie de tablas, adaptadas a las necesidades básicas de una persona enferma.

Sin embargo, hay varios principios que subyacen a cada uno de ellos:

Para los pacientes con sobrepeso y para aquellos cuyo peso corporal no está por debajo de la norma, vale la pena reducir el contenido calórico de los alimentos consumidos por día. La reducción debe ser de 10 a 15% del total de calorías.

Reducción, hasta la exclusión completa de la dieta de productos que contienen grasas animales y una gran cantidad de colesterol. En primer lugar, estamos hablando de yemas de huevo, caviar, cerebro, carne y pescado.

Reducir el volumen de productos que contienen grandes cantidades de vitamina D.

Limitando la cantidad de sal consumida.

Rechazo de ricos caldos y sopas.

Comer alimentos ricos en sustancias lipotrópicas. Puede ser requesón, arenque (pero solo remojado), avena, bacalao.

Use en el menú de aceites vegetales, no solo girasol, sino también maíz, lino, algodón.

El consumo de una gran cantidad de frutas y hortalizas sin procesar.

Introducción de los días de ayuno, especialmente si tiene exceso de peso. Puede ser kéfir, requesón, manzana, avena y otros tipos de mini-dietas por un día.

No te olvides de las proteínas, no deben tener menos de 30 g en el menú diario. Las fuentes pueden ser: pescado, huevos, carne, productos que contienen leche con un bajo porcentaje de grasa.

En particular, para el tratamiento de la patología de la naturaleza aterosclerótica vascular cerebral, la dieta terapéutica en el número 10 puede ser adecuada. Su objetivo es reducir la cantidad de colesterol en la sangre y mejorar la circulación sanguínea. Su peculiaridad es que se ofrece al paciente que limite la cantidad de líquido consumido a 1,5 litros por día. No se trata solo de té o café, sino también de agua. El número máximo de kilocalorías por día no debe ser más de 2500, y en personas obesas, esta cifra se reduce en 700 kcal. Al mismo tiempo, los productos no se salan durante la cocción, no se pueden freír. Las comidas se dividen en seis enfoques.

Con la aterosclerosis de los vasos cerebrales, las dietas deberán seguirse durante mucho tiempo, incluso durante toda la vida. Por lo tanto, es necesario acostumbrarse al consumo de productos como la avena, la col, el ajo, el requesón. Una nutrición adecuadamente diseñada no solo puede aliviar la condición del paciente, sino que también sirve como agente terapéutico y profiláctico.

Aterosclerosis cerebral

La aterosclerosis cerebral afecta la circulación cerebral, es un tipo de demencia. Ocurre en personas a partir de los 20 años, pero se ve con mayor frecuencia en ancianos.

La aterosclerosis cerebral con hipertensión se caracteriza por una ruptura significativa de la presión arterial sistólica y diastólica. La presión en el momento inicial rara vez aumenta, pero con el tiempo se vuelve permanente. El paciente está amenazado con hipertrofia ventricular izquierda, accidente cerebrovascular o encefalopatía, que es la muerte de las neuronas cerebrales debido a la interrupción del flujo sanguíneo y el suministro insuficiente de oxígeno.

Etapas del desarrollo de la aterosclerosis cerebral.

La arteriosclerosis cerebral de los vasos cerebrales se desarrolla debido a una enfermedad asociada con un trastorno del metabolismo de las grasas en el cuerpo. La enfermedad comienza con depósitos de colesterol en las paredes internas de la arteria (la formación de manchas de lípidos). Gradualmente, estos depósitos se convierten en una mancha grasa que comienza a espesarse y cubrirse con tejido conectivo (liposclerosis). Se produce placa aterosclerótica. Comienza a cerrar el paso del vaso, causando una nutrición insuficiente con la sangre de los tejidos vecinos (aterocalcinosis). Se produce una obstrucción del vaso (obliteración).

Las placas de colesterol se acumulan en las arterias cerebrales principales y medias. En las arterias pequeñas, aparecen manchas de grasa y los pequeños capilares no se ven afectados por la aterosclerosis cerebral.

Causas de la aterosclerosis cerebral

Ateroesclerosis de las arterias cerebrales es causada por un daño al hígado, su incapacidad para reproducir colesterol bueno de alta densidad (HDL). Posee propiedades antiescleróticas, otorga a los vasos elasticidad y resistencia. Cuando el hígado no funciona correctamente, el cuerpo comienza a construir células vasculares a partir del colesterol "malo" de baja densidad (LDL). Se vuelven ásperos e inelásticos.

Otras causas de aterosclerosis de la arteria cerebral son:

  • Hipodinia: falta de voluntad para realizar ejercicio moderado.
  • La adicción a los alimentos grasos carga el hígado, que no puede hacer frente a las cargas normales.
  • Las tensiones crónicas, la incapacidad de controlar la situación conducen a un exceso de esfuerzo y un exceso de trabajo. Hay una liberación de catecolaminas en el torrente sanguíneo, lo que conduce a un espasmo de las arterias y más a la isquemia.
  • La hipertensión hace un estrés excesivo en los vasos frágiles.
  • La diabetes mellitus viola el metabolismo de las grasas.
  • Los malos hábitos y la mala ecología agravan el curso de la enfermedad.
  • La obesidad
  • Anomalías hormonales asociadas a la menopausia.
  • Edad: los ancianos son más susceptibles a la aterosclerosis de las arterias cerebrales.
  • Factor hereditario.

Metodos quirurgicos

En la última etapa del desarrollo de la aterosclerosis del cerebro, se utiliza la intervención quirúrgica. La aterosclerosis estenosante se opera de forma abierta en las arterias carótidas internas y comunes. A través de una disección en el cuello, el médico abre el área afectada y elimina la placa junto con el revestimiento interno. Luego suturar y poner un pequeño drenaje. Realice una operación de este tipo bajo el control del USDG de los vasos cerebrales.

En las arterias cerebrales internas, la colocación de stent se realiza mediante la inserción de un globo que aplasta la placa y se coloca un stent en esta área. Después de esta operación, el médico a cargo prescribe la adopción de agentes antiplaquetarios de por vida.

Factores de aterosclerosis cerebral de vasos cerebrales.

La causa directa del desarrollo de la enfermedad es la pérdida de elasticidad y la compactación vascular, la deposición de placas de colesterol en sus paredes, seguida de un flujo sanguíneo deficiente.

Tal condición patológica no ocurre repentinamente, sino que se desarrolla durante muchos años en el contexto de factores provocadores:

  • Mala nutrición con un exceso de grasas animales, dulces y alimentos poco saludables,
  • acumulación de colesterol dañino en el cuerpo a partir de los alimentos y con un funcionamiento inadecuado del hígado,
  • fumar y el abuso del alcohol
  • enfermedades crónicas - hipertensión arterial, diabetes mellitus, obesidad,
  • Actividad motora baja, trabajo sedentario, falta de actividad física,
  • predisposición genética heredada de parientes cercanos,
  • estrés frecuente, trastornos neuropsiquiátricos, estados depresivos,
  • envejecimiento fisiológico del cuerpo después de 50-60 años,
  • Trastornos hormonales, especialmente durante la menopausia en mujeres.

Con los efectos adversos de uno o más factores aumenta el riesgo de patología aterosclerótica. Es necesario cuidar su salud en este momento para evitar posibles complicaciones vasculares remotas, pero bastante reales, en forma de accidente cerebrovascular isquémico o incluso de muerte por aterosclerosis cerebral.

La aterosclerosis vascular cerebral comienza debido a la influencia en el cuerpo de varios factores: fumar: estrecha las arterias y provoca una disminución de la elasticidad de las paredes arteriales

Síntomas y signos de la enfermedad.

El cuadro clínico de la aterosclerosis cerebral: ¿qué es? Este es un conjunto de síntomas que molestan al paciente en una etapa particular de la enfermedad. En la etapa inicial, suelen ser menores. A medida que avanza el daño cerebral, los síntomas aumentan y se agudizan.

Los primeros signos de patología se ven así:

  • mareo
  • dolores de cabeza irracionales,
  • Atención y rendimiento reducidos,
  • tinnitus periódico
  • trastornos del sueño
  • labilidad del estado de ánimo.

Una lesión profunda de las arterias cerebrales con una violación persistente de la circulación sanguínea causa:

  • dolores de cabeza frecuentes y severos
  • desmayos
  • debilidad, hormigueo, calambres en las extremidades,
  • memoria deteriorada, atención, actividad mental,

Los principales síntomas de la aterosclerosis cerebral: dolores de cabeza después del esfuerzo mental, que a menudo recurren

  • trastornos psicoemocionales, depresión,
  • falta de coordinación de movimientos,
  • lapsos de memoria parcial
  • Pérdida de audición, su pérdida completa.
  • pérdida de visión a corto plazo
  • Reacción distorsionada ante sonidos, gustos, luz,
  • Paresis, parálisis de partes del cuerpo.

Las manifestaciones clínicas de la enfermedad están aumentando gradualmente a lo largo de varios años o incluso décadas. Durante mucho tiempo, solo el malestar leve y uno de los síntomas comunes pueden ser motivo de preocupación. Con el tiempo, los trastornos funcionales y orgánicos en el cerebro aumentan, aparecen nuevos síntomas ateroscleróticos, se vuelven cada vez más brillantes. Por lo general, solo en esta etapa el paciente acude al médico y comienza el tratamiento. Hay casos en que la primera ayuda médica es después del desarrollo de un derrame cerebral.

Principios de tratamiento de la aterosclerosis vascular cerebral del cerebro.

Con un diagnóstico confirmado de "aterosclerosis cerebral", el tratamiento se selecciona según la etapa de la enfermedad, la salud del paciente, las comorbilidades y las posibles complicaciones. Por lo general, varios métodos terapéuticos complementarios están incluidos en el esquema terapéutico.

En las etapas iniciales de la enfermedad se puede tratar con la ayuda de medicamentos que normalizan la presión arterial y el metabolismo de los lípidos.

Medicamentos

Preparaciones de la aterosclerosis cerebral pueden incluir medicamentos reductores del colesterol de estatina ( "Lovastatina"), psicoestimulantes ( "Cavinton"), antihipertensivos ( "Lisinopril"), la anticoagulación ( "heparina"), agentes neuroprotectores ( "Pyracetam"), lipotrópicos ( "Gepaleks" ), medicamentos vasculares ("L-lysine escenate"), multivitaminas ("Vitrum").

En casos avanzados y complicados, cuando la luz del vaso está cerrada por más de la mitad de los depósitos de colesterol e interfiere con el flujo sanguíneo, está indicada una operación quirúrgica. Se realiza de forma mínimamente invasiva (colocación de stent, angioplastia) o en escala completa (endarterectomía).

Medicina tradicional

Permitido únicamente como terapia complementaria a domicilio. Aplicar infusiones, decocciones, tés a base de preparaciones a base de hierbas (rosa mosqueta, elecampane, espino blanco, caléndula, orégano, alfalfa, menta, bálsamo de limón). Ayuda a mejorar la circulación cerebral de ajo, miel, momia, jugo de cebolla, rábano, papas, perejil.

Nutrición adecuada: un requisito previo para un tratamiento y recuperación eficaces. En la dieta diaria deben estar presentes verduras, frutas, hierbas, cereales, aceite vegetal, carnes magras y pescado. Es necesario rechazar el uso de platos grasos y fritos, conservas, embutidos, productos semiacabados, dulces.

Etapa de la enfermedad

En el cuadro clínico de la aterosclerosis cerebral, existen tres etapas:

  1. El desarrollo de trastornos vasomotores funcionales, los síntomas aparecen solo de vez en cuando, inestable.
  2. El desarrollo de trastornos funcionales y morfológicos, los síntomas se vuelven más estables.
  3. El daño orgánico a los vasos sanguíneos, los síntomas están constantemente presentes, a menudo desarrollan complicaciones.

Las manifestaciones clínicas de la aterosclerosis cerebral ocurren en el fondo de la isquemia tisular, que se desarrolla cuando el flujo sanguíneo cerebral está bloqueado por la placa aterosclerótica.

En la etapa inicial de la enfermedad, las manifestaciones de la aterosclerosis cerebral son transitorias, por lo general, se producen durante una sobrecarga física y / o mental y desaparecen en un estado de reposo. Los pacientes se quejan de debilidad, letargo, fatiga, aumento de la irritabilidad, disminución de la concentración, deterioro de la memoria. Hay infracciones periódicas del sueño nocturno, el insomnio, la somnolencia diurna, el mareo (especialmente cuando se cambia la posición del cuerpo de horizontal a vertical). Un síntoma frecuente en esta etapa de la enfermedad puede ser un dolor de cabeza, que se combina con el ruido en la cabeza, en los oídos o en un oído. Además, los pacientes pueden quejarse de entumecimiento de las extremidades inferiores, hormigueo en la cara, sensación de calor en la región occipital, habla borrosa, disminución de la agudeza visual, pérdida auditiva (hasta su pérdida completa), alteraciones del gusto.

Con el desarrollo adicional de la patología, los trastornos intelectuales se agravan y puede desarrollarse depresión. El paciente tiene ansiedad, desconfianza, cambios de humor rápidos. El ruido en la cabeza puede molestar constantemente. También en esta etapa se puede alterar la marcha y la coordinación de los movimientos, se puede notar temblor en la cabeza y / o los dedos. Poco a poco se perdió el rendimiento.

Con la progresión adicional de la enfermedad en pacientes con aterosclerosis cerebral, lapsos de memoria, apatía, pérdida de la capacidad para navegar en el tiempo y en el medio ambiente, se pierden las habilidades de autoservicio.

El desarrollo de una crisis cerebral o hipertensiva es una característica importante que debe abordarse en presencia de aterosclerosis cerebral. Esta condición se acompaña de dolores de cabeza intensos, debilidad en una de las extremidades superiores y / o inferiores, trastornos del habla y discapacidad visual. La crisis generalmente dura no más de dos días, después de lo cual la condición del paciente se estabiliza. La preservación de los síntomas durante más de dos días puede indicar una complicación de la aterosclerosis cerebral con un accidente cerebrovascular.

La aterosclerosis cerebral de los vasos cerebrales representa aproximadamente el 20% en la estructura de la patología neurológica general, así como aproximadamente el 50% de todos los casos de enfermedades cardiovasculares.

Estilo de vida saludable

Un papel importante en el tratamiento de la aterosclerosis es jugar un sueño saludable, hacer ejercicio moderado (caminar, nadar, gimnasia), dejar de fumar y beber alcohol, un estado emocional estable.

La aterosclerosis cerebral se trata exitosamente con un tratamiento oportuno para el médico y el cumplimiento de todas las prescripciones médicas. Es especialmente importante controlar su dieta y llevar un estilo de vida saludable.

La enfermedad vascular, conocida como aterosclerosis cerebral, es un tipo de aterosclerosis cerebral, que se acompaña del estrechamiento de las arterias principales debido a la formación de depósitos de colesterol en ellas. Esta patología es peligrosa con muchas complicaciones, incluidas condiciones que amenazan la muerte: accidente cerebrovascular isquémico y hemorrágico. Cada año, debido a la aterosclerosis cerebral, más de medio millón de personas mueren en Rusia. Según las estadísticas de la OMS, el 10% de la población mundial está sujeta a muerte prematura debido a esta patología de los vasos cerebrales.

Causas

Los cambios ateroscleróticos en los vasos no tienen razones claras. En la mayoría de los casos, la deposición de colesterol es polietiológica, es decir, se produce cuando se combinan varios factores provocadores:

  1. Provoca la destrucción de la pared vascular y la aparición de daños en ellos: fumar, alcoholismo, el uso de ciertas drogas o envenenamiento químico. Esto debe incluir la falta de vitaminas y minerales, así como hipertensión, trastornos metabólicos y diabetes.
  2. Causa de acumulación excesiva de colesterol en la sangre: ingiere grandes cantidades de grasa, enfermedad hepática, en la que existe una síntesis excesiva de colesterol y trastornos del metabolismo de los lípidos.
  3. Causa problemas con el trabajo del corazón y los vasos sanguíneos: estrés, falta de actividad física.

Las personas mayores tienen un mayor riesgo de aterosclerosis de las arterias cerebrales. Debido al deterioro natural del cuerpo o los hábitos dañinos perennes, experimentan diversas patologías vasculares.

Según las estadísticas, la aterosclerosis vascular cerebral es más común en los hombres (65 casos de 100). La edad de la mayoría de los pacientes es de 50 años o más.

Síntomas de la aterosclerosis cerebral.

La enfermedad se expresa por un complejo de trastornos fisiológicos y neurológicos. El grado de su manifestación depende de la etapa de la lesión vascular:

  1. Con un ligero estrechamiento del lumen de las arterias, el tejido cerebral experimenta una falta insignificante de oxígeno y nutrientes, en cuyo contexto hay dolores de cabeza periódicos. Perturban a los pacientes durante y después del esfuerzo físico, con estrés psico-emocional.
  2. Cuando la luz se reduce en un 30% o más, la atención disminuye y la capacidad de memorizar la información se deteriora. El paciente no puede concentrarse en algo, experimentando fatiga física, que se complementa con dolores de cabeza. Hay problemas con el sueño: quedarse dormido se vuelve difícil, el paciente es atormentado por las pesadillas.
  3. Con un estrechamiento de la luz de las arterias en un 50%, la pérdida de memoria progresa. Los síntomas neurológicos (dolores de cabeza y trastornos del sueño) se complementan con cambios de humor, debilidad en las extremidades, mala coordinación de los movimientos y deterioro de las habilidades motoras finas.
  4. Cuando el lumen de las arterias cerebrales se estrecha en un 70%, los síntomas se vuelven aún más graves. El carácter de una persona adquiere las características más agravadas. Por ejemplo, las personas ahorradoras comienzan a acumular basura en la casa y las personas propensas a la irritación se vuelven agresivas. Además, en pacientes con una forma progresiva de aterosclerosis, se observan reacciones inadecuadas a la luz, los sonidos y el sabor de ciertos productos. Periódicamente, hay paresia, hay un deterioro progresivo en la audición, pérdida de visión en un ojo.

No se realiza la confirmación del diagnóstico de aterosclerosis cerebral con un 100% de certeza solo sobre la base de estos síntomas.. El hecho es que estas violaciones pueden ser signos de otras enfermedades. Por lo tanto, cuando se sospecha una patología, se realiza un diagnóstico completo para detectar cambios en los vasos cerebrales de la cabeza.

Metodos de diagnostico

Si aparecen signos de aterosclerosis cerebral, es necesario contactar a un neurólogo.Este especialista examinará al paciente y recogerá una anamnesis, lo que permitirá identificar los factores que predisponen a la enfermedad. Luego se realiza un diagnóstico integral, que incluye los siguientes estudios obligatorios:

  • un análisis de sangre para determinar su coagulación y los lípidos de alta densidad (colesterol): si estos indicadores son demasiado altos, aumenta la probabilidad de cambios ateroscleróticos,
  • La ecografía Doppler de las arterias carótidas y los vasos del cuello bajo el control de la ecografía - revela la presencia de placas de colesterol,
  • Doppler transcraneal de los vasos dentro del cráneo: revela cambios en la permeabilidad e integridad de los vasos, la presencia de depósitos de colesterol en ellos,
  • electroencefalograma: revela focos de trastornos cerebrales corticales, que indican isquemia o necrosis de los tejidos,
  • angiografía de vasos cerebrales (investigación que utiliza rayos X y solución de contraste): revela estenosis vascular, detecta isquemia,
  • La RM de cabeza es un estudio en el que es posible visualizar las arterias cerebrales dentro del cráneo, identificar cualquier cambio y detectar focos isquémicos.

Los dos últimos se consideran los métodos de diagnóstico más valiosos para confirmar la aterosclerosis de las arterias cerebrales. En la mayoría de los casos, solo puede llevarse bien con ellos, pero otros procedimientos son menos costosos y están disponibles incluso en clínicas pequeñas, por lo que siguen siendo muy populares.

Tratamiento de la enfermedad

La principal característica del tratamiento de los síntomas de la aterosclerosis cerebral es un cambio en el modo de vida, el modo de actividad y el descanso habituales. ¿Cuál es la principal medida terapéutica para combatir las enfermedades cerebrovasculares (ECV) de los vasos sanguíneos?

  • eliminación de factores de estrés: ruido de fondo constante, sobretensión física, experiencias morales y éticas,
  • organización del sueño: si por la noche el paciente se duerme mal o se despierta, debe crear condiciones para un descanso de 2 a 3 horas,
  • sistematización de la actividad física: los períodos de descanso deben alternarse con cargas adecuadas proporcionadas (caminar tranquilo, realizar tareas domésticas sencillas, terapia de ejercicios, natación),
  • renunciar a los malos hábitos
  • Dieta para reducir el colesterol en la sangre.

Si el paciente sigue estas recomendaciones, podrá reducir la progresión de los cambios ateroscleróticos en las arterias cerebrales y reducir el riesgo de una catástrofe cerebral. En las etapas iniciales del desarrollo de la patología es posible gestionar solo con estas medidas. El tratamiento de la aterosclerosis cerebral de naturaleza progresiva requiere medicación a largo plazo, y en presencia de complicaciones y síntomas graves, intervención quirúrgica.

Medicamentos

La terapia de la aterosclerosis de las arterias cerebrales incluye una amplia gama de fármacos con diferentes propiedades. La lista de medicamentos requeridos para recibir incluye:

  • Medicamentos hipolipemiantes, la mayoría de las estatinas. Los médicos llaman a Atorvastatin, Rosuvastatin, Pitavastatin entre los medicamentos más efectivos de este grupo.
  • Antihipertensivos - betabloqueantes e inhibidores de la ECA. Los médicos incluyen Bisoprolol, Atenolol y sus análogos recomendados para los bloqueadores beta para la aterosclerosis cerebral. La lista de inhibidores de la ECA recomendados para su uso incluye "Perindopril", "Quadropril" y "Enalapril".
  • Agentes antiplaquetarios. La lista de medicamentos recomendados en este grupo incluye Cardiomagnyl, Thrombotic, Aspirin Cardio y Aspicore.
  • Fármacos vasodilatadores o antagonistas del calcio. Pueden ser sintéticos (Norvask, Diltiazem, Zinnarizin) o en base a plantas (Vinpocetin, Telektol, Bravinton y preparaciones a base de ginkgo biloba).
  • Medicamentos antiinflamatorios. Este grupo incluye medicamentos que contienen ácido nicotínico y complejos que contienen potasio, selenio y silicio.
    La dosis de los medicamentos se selecciona individualmente y se ajusta según los resultados de los estudios intermedios (análisis bioquímico de la sangre y muestras de colesterol y enzimas hepáticas).

Casi todas estas drogas son incompatibles con el alcohol y algunos grupos de antibióticos. Esto debe tenerse en cuenta al prescribir medicamentos para otras enfermedades.

Tratamiento quirurgico

La intervención quirúrgica se utiliza para la forma estenosante de la aterosclerosis cerebral, cuando los vasos pierden su elasticidad y se estrechan para que no pierdan sangre. Durante el procedimiento, el médico hace una incisión en la piel y los tejidos blandos, debajo de los cuales se localiza el vaso cerebral enfermo, y luego corta la arteria y elimina la placa de colesterol junto con la membrana intravascular. Luego se corta la costura e instala el drenaje por un día. Con una gran cantidad de estenosis, una prótesis en forma de tubo elástico reemplaza a la arteria cerebral y la pasa por alto.

Las operaciones abiertas se realizan solo en las arterias cerebrales ubicadas fuera del cráneo. Si se observa estenosis en los vasos dentro del cerebro o en su superficie, se usan la colocación de stent y la dilatación con balón. Se llevan a cabo con el uso de equipos en miniatura, que permiten administrar globos y endoprótesis al lugar de la estenosis directamente a través del sistema circulatorio. El tratamiento de la aterosclerosis cerebral con este método tiene sus propias características, y la efectividad de la operación depende no solo de las manipulaciones correctas, sino también de una terapia competente después de la intervención.

Pronóstico de la enfermedad

Las proyecciones para la aterosclerosis cerebral dependen totalmente del diagnóstico oportuno y del enfoque responsable del médico y el paciente para el tratamiento de la enfermedad. Su tarea es prevenir complicaciones que son peligrosas para la vida del paciente. Con medicación constante, dieta y evitando malos hábitos, la esperanza de vida puede ser la misma que en las personas sin lesión aterosclerótica de las arterias cerebrales.

Video: sobre el tratamiento de la aterosclerosis cerebral.

La aterosclerosis vascular es una enfermedad crónica en la que los vasos arteriales que suministran oxígeno al cerebro se estrechan u obstruyen con placas de colesterol. Como resultado, el suministro de sangre al cerebro se está deteriorando, su trabajo se ve perturbado. La enfermedad puede desarrollarse a lo largo de los años. Debe saber qué causa el desarrollo de la arteriosclerosis cerebral, los síntomas y el tratamiento de la enfermedad.

La aterosclerosis se desarrolla como resultado de la oclusión vascular con placas ateroscleróticas. Los depósitos que comienzan a formarse en el revestimiento interno de la arteria son peligrosos para los humanos. Al expandirse, las placas en el cerebro bloquean el lumen de los vasos sanguíneos, lo que conduce a una mala circulación sanguínea.

La aterosclerosis de las principales arterias del cerebro es peligrosa para los humanos, porque A medida que avanza la enfermedad, los vasos de la cabeza y el cuello, que son los responsables del suministro de sangre al cerebro, se bloquean. La enfermedad que se presenta en una forma grave suele ir acompañada de la destrucción de la pared vascular y la formación de aneurismas. La situación puede verse agravada por el tromboembolismo.

Las causas de la aterosclerosis incluyen:

  • Consumo regular de alimentos grasos ricos en colesterol.
  • hipertensión
  • malos hábitos
  • diabetes y obesidad,
  • predisposición hereditaria
  • Uso de anticonceptivos orales a largo plazo,
  • estrés frecuente
  • estilo de vida sedentario.

El pescado y el marisco son productos antiescleróticos. Si no son suficientes en la dieta, entonces el nivel de colesterol puede aumentar.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

Los síntomas de la aterosclerosis cerebral de los vasos cerebrales se manifiestan de la siguiente manera:

  1. La memoria está cayendo, los eventos recientes parecen ser borrados. A medida que la enfermedad progresa, el olvido se pronunciará.
  2. La fatiga Concentrarse en un objeto o pensamiento durante mucho tiempo es imposible.
  3. Problemas para dormir
  4. La aparición de trastornos mentales.
  5. Perfora las piernas periódicamente, hormigueo en el corazón.
  6. Deterioro de la audición y la visión, la coordinación de los movimientos es lenta.
  7. Fotofobia, irritabilidad ante la presencia de ruidos fuertes.

El síntoma principal al que se debe prestar atención a los familiares es la crisis hipertensiva. Dolores de cabeza constantes, alteración del habla. Los síntomas pueden estar presentes durante varios días, después de lo cual todo vuelve a la normalidad. Si los síntomas no desaparecen, existe la posibilidad de que haya un accidente cerebrovascular.

El tratamiento y los síntomas de la aterosclerosis cerebral de los vasos cerebrales son recetados y detectados por un médico. Después de que los familiares hayan notado tales violaciones en la condición del paciente, es necesario mostrarlo al médico de cabecera. Cuanto antes se tomen las medidas, más probable es que se estabilice la calidad de la vida humana.

Tratamiento de la aterosclerosis cerebral de los vasos cerebrales.

El tratamiento es largo y por lo general dura toda la vida. Prescribe la terapia al médico, según la gravedad del paciente, los resultados de las pruebas y otros matices. El primer paso es mejorar el suministro de sangre al cerebro.

El tratamiento de la arteriosclerosis cerebral del cerebro con medicamentos es el siguiente:

  1. Tratamiento antiplaquetario: reduce al mínimo el riesgo de accidente cerebrovascular isquémico. El médico le receta medicamentos, las instrucciones para su admisión también son emitidas por un especialista.
  2. Se utilizan sedantes y tónicos.
  3. Como complemento, los medicamentos se utilizan para reducir el colesterol. Esto puede ser, por ejemplo, satinado.
  4. Yodo y diosponina: ayudan a reducir los trastornos isquémicos cerebrales.

La intervención quirúrgica se lleva a cabo si las arterias están completamente bloqueadas o las placas son inestables. En la medicina moderna, hay muchos métodos con la ayuda de los cuales se puede restaurar completamente el estado de los vasos, incluido el cerebro.

Los métodos de intervención quirúrgica pueden ser los siguientes:

  1. Stents y globos. Para deshacerse de las formaciones ateroscleróticas, se utilizan cilindros y endoprótesis. Es decir, las placas se extirpan endoscópicamente. El médico inserta el endoscopio con el stent en un vaso grande, después de lo cual lo mueve hacia donde la arteria está estrechamente estrechada. El stent está instalado, debido a esto, se incrementará el lumen del vaso, lo que significa que se restaurará el flujo de sangre.
  2. Endurectomía. El método abierto elimina la grasa. Se realiza una incisión en la piel, se abre el acceso al vaso afectado. En este punto, se detendrá el flujo de sangre, se disecará la pared del torrente sanguíneo y se eliminará la grasa. Se aplica una puntada en la zona dañada.

El precio de tales intervenciones es diferente, todo depende de la magnitud del daño. La enfermedad es crónica, es necesario someterse a un tratamiento durante toda la vida. El pronóstico depende de cómo se realizó el diagnóstico a tiempo y de cómo comenzó el tratamiento.

Nutrición adecuada

Para prevenir ataques de exacerbación de la enfermedad, puede utilizar la dieta correcta. Se realiza teniendo en cuenta las características individuales de una persona.

  1. Los pacientes con sobrepeso deben comer alimentos no nutritivos.
  2. Los productos que incluyen grasas animales deben ser completamente excluidos. Esto incluye pescado, carnes grasas, caviar, yemas.
  3. Reducir el uso de productos que contengan mucha vitamina D.
  4. No coma alimentos muy salados.
  5. Sin sopa y otros caldos ricos.
  6. Coma tantas frutas y verduras como sea posible.
  7. Hacer días de ayuno, especialmente en presencia de exceso de masa. Mini dietas a base de Vorog, kéfir, avena, manzanas, etc.
  8. Recuerde acerca de las proteínas, deben ser al menos 30 gramos por día.

Necesita seguir una dieta durante mucho tiempo, y tal vez el resto de su vida. La nutrición adecuada no solo es un complemento del tratamiento, sino también un buen profiláctico.

Posibles complicaciones y consecuencias.

En ausencia de un diagnóstico oportuno y un tratamiento adecuadamente seleccionado, en el fondo de la aterosclerosis cerebral, se desarrollan demencias, isquemia cerebral crónica, accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, parálisis, etc.

El pronóstico de la aterosclerosis cerebral depende en gran medida de la edad del paciente, la puntualidad en el inicio del tratamiento y la capacidad de eliminar los factores de riesgo que causaron la enfermedad.

El desarrollo de complicaciones graves de la aterosclerosis cerebral puede llevar a la discapacidad del paciente, así como a la muerte.

Progresando

Esta forma de la enfermedad se caracteriza por acumulaciones de colesterol en la superficie interna de los vasos. Después de algún tiempo, el colesterol se cubre con sales de sodio y calcio, lo que lleva a la formación de placas de colesterol en los vasos. La condición patológica está acompañada por la destrucción de las células sanguíneas y la formación de un coágulo sanguíneo. Si no se trata, puede arrancar y bloquear el lumen de la arteria.

Una forma progresiva de aterosclerosis se caracteriza por:

  • dolores de cabeza
  • mala concentración de memoria
  • fatiga
  • deterioro de la memoria
  • desmayo
  • trastornos del sueño
  • oscilaciones emocionales,
  • mareos

Esta forma de la enfermedad se desarrolla rápidamente y en casos avanzados conduce a las siguientes complicaciones:

  • parestesias multiples
  • Pérdida parcial o completa de la visión o del habla.
  • trastornos irreversibles de los centros cerebrales,
  • parálisis

Cerebral

La aterosclerosis cerebral se caracteriza por el hecho de que solo se afectan las arterias grandes:

  • sueño interno
  • sueño total
  • tronco braquiocefálico,
  • cerebro trasero
  • anterior cerebral
  • Caminando a lo largo de la parte superior de las membranas cerebrales.

En la superficie interna de estos vasos hay un pequeño daño con los depósitos de colesterol. Varios mecanismos conducen a su aumento. En ausencia de tratamiento, las placas ateroscleróticas se fusionan entre sí y cubren las paredes internas de las arterias con una capa continua. Debido a esto, el diámetro interno de los vasos disminuye y se desarrolla estenosis. El estrechamiento de la luz en un 70% se considera una etapa mortal de la aterosclerosis de los vasos cerebrales.

Con la aterosclerosis de las arterias cerebrales, una persona no experimenta molestias graves. No hay síntomas específicos hasta que la enfermedad entra en una etapa difícil. Este tipo de patología en el 30% de los casos es fatal.

La aterosclerosis progresiva y cerebral tiene varias etapas de desarrollo.

La primera etapa se caracteriza por el hecho de que el lumen de las arterias se estrecha ligeramente. Debido a esto, el tejido cerebral comienza a experimentar una ligera deficiencia nutricional y de oxígeno. Las áreas de grasa se concentran dentro de las paredes de los vasos sanguíneos. No hay signos específicos de patología.

En la segunda etapa, las áreas lipídicas se inflaman, y como resultado las grasas se descomponen, la germinación del tejido conectivo comienza en la pared del vaso. La formación de placas que constreñen la luz del vaso e impiden la circulación sanguínea.

Para la tercera etapa se caracteriza por el desarrollo de diversas complicaciones. En esta etapa, hay síntomas característicos de la enfermedad. La placa se compacta, el calcio se deposita. El crecimiento de la placa conduce a la interrupción del suministro de sangre al cerebro, la luz del vaso puede bloquear un trombo o un elemento que se forma durante la ruptura de la placa. Se desarrolla el infarto.

Signos y sintomas

Los signos evidentes de aterosclerosis cerebral se manifiestan mucho después del inicio de la enfermedad.Se observan síntomas específicos si el lumen de las arterias se estrechó en un 70%.

En la etapa inicial, los primeros signos de aterosclerosis aparecen con un aumento del esfuerzo psicoemocional y físico y pasan rápidamente en reposo. Estos incluyen: fatiga, debilidad, deterioro de la concentración, letargo. A veces hay insomnio o somnolencia diurna. Los dolores de cabeza y el tinnitus comienzan a atormentar al paciente, la memoria disminuye.

La progresión de la enfermedad se manifiesta por el desarrollo de trastornos mentales, que se caracterizan por una mayor sospecha, cambios de humor, una tendencia a la ansiedad y la depresión. El deterioro de la memoria se está intensificando: el paciente no recuerda los eventos del día actual, está confundido en sus recuerdos. El tinnitus y el dolor de cabeza se vuelven permanentes.

Con la aterosclerosis cerebral progresiva, aparecen los siguientes síntomas:

  • Discapacidad sostenida del habla
  • inestabilidad de la marcha,
  • mareo
  • problemas de audición y visión
  • temblor de cabeza y extremidades,
  • incapacidad para el pensamiento lógico.

En la etapa final, aumentan las manifestaciones sintomáticas de la enfermedad. Se desarrolla demencia o demencia. El intelecto está muy debilitado, el paciente comienza a razonar y comportarse como un niño, volviéndose quejumbroso o agresivo. Los signos de esclerosis vascular en la etapa severa de la enfermedad incluyen pérdida parcial o completa de la memoria, falta de interés en los eventos actuales, desapego. El paciente deja de navegar en el espacio y el tiempo. Para tal paciente requiere atención constante, porque Pierde completamente sus habilidades de cuidado personal.

La última etapa es irreversible, y los síntomas en la aterosclerosis no tienden a disminuir o debilitarse. Es importante diagnosticar la enfermedad en una etapa temprana. Solo en este caso, el paciente podrá preservar la memoria y las habilidades del autoservicio.

Cómo y qué tratar.

Debe saber cuáles son los síntomas y el tratamiento de la arteriosclerosis cerebral. La terapia de la enfermedad debe ser integral. La aterosclerosis se puede curar si comienza a comer bien, controle su presión arterial, controle los niveles de glucosa y colesterol en la sangre y tome medicamentos. Es necesario abandonar los malos hábitos, bajar de peso, evitar el sobreentreimiento nervioso y mental, descansar más.

Tratamiento de drogas

El tratamiento farmacológico para la aterosclerosis está diseñado para mejorar el flujo sanguíneo, restaurar el metabolismo de los lípidos, detener el desarrollo y prevenir una mayor progresión de la enfermedad.

Los preparativos para el tratamiento de la aterosclerosis se dividen en los siguientes grupos:

  • secuestrantes, fibratos, estatinas - conducen a una disminución en el nivel de colesterol, no permiten que se produzca, eliminan las acumulaciones de lípidos,
  • anticoagulantes, agentes antiplaquetarios: no permiten que la sangre se espese, inhibe la formación de coágulos sanguíneos,
  • agentes vasculares: expanden los vasos sanguíneos, disminuyen la presión arterial, evitan la falta de oxígeno en el cerebro,
  • Antiespasmódicos y analgésicos: eliminan el vasoespasmo, el dolor de cabeza, mejoran la circulación cerebral,
  • sedantes, nootrópicos: mejoran la atención, la memoria, la actividad mental, estabilizan la inestabilidad emocional, la ansiedad, la ansiedad, normalizan el sueño,
  • Fitopreparaciones, vitaminas: enriquecen las células con sustancias útiles, mejoran la circulación sanguínea y el metabolismo en los tejidos del cerebro.

Basándose en el diagnóstico, el médico realiza un régimen de terapia.

La base para el tratamiento de la aterosclerosis de las arterias cerebrales está representada por medicamentos que reducen el colesterol y previenen los coágulos sanguíneos, así como los agentes vasculares. A menudo el médico prescribe:

  1. Lovastatin. El fármaco no permite la formación de colesterol, reduce la concentración de lipoproteínas.
  2. Pravastatin. Reduce la cantidad de grasa en la sangre.
  3. Clopidogrel. Reduce la capacidad de las plaquetas para pegarse.
  4. Corinfar Tiene un efecto hipotensor, mejora la microcirculación sanguínea y la función cardíaca, dilata los vasos sanguíneos.
  5. Nikoshpan. Utilizado para eliminar los espasmos vasculares, reducir la concentración de lipoproteínas en la sangre, mejorar el metabolismo de los carbohidratos.

Estos medicamentos deben tomarse sólo con receta médica.

La aterosclerosis de los vasos cerebrales en el estado de salud de una persona empeora. Tiene dolores de cabeza prolongados, se altera el sueño, disminuye el rendimiento, se observa fatiga constante. Para eliminar estos síntomas desagradables y mejorar el bienestar, el médico prescribe los siguientes medicamentos:

  1. Amigrenin. Remedio anti-migraña que elimina rápidamente el dolor de cabeza, estrechando los vasos sanguíneos, sin afectar la circulación cerebral.
  2. Indometacina. Agente no esteroideo que tiene efecto antiinflamatorio y analgésico. Elimina la inflamación y el dolor.
  3. Aminalon Agente nootrópico que mejora la circulación sanguínea cerebral y el metabolismo, normaliza los procesos nerviosos, alivia las convulsiones, restaura las funciones motoras y del habla.

Los complejos vitamínicos y las fitopreparaciones ayudan a curar la enfermedad:

  1. Medicamentos a base de extracto de las hojas de Ginkgo Biloba. Ayudan a mejorar los recuentos sanguíneos, aumentan el tono vascular, previenen los coágulos y estimulan el flujo sanguíneo cerebral. Además, los fármacos tienen efectos anti-isquémicos y antioxidantes. Ellos saturan el cuerpo con calcio, hierro y fósforo (Ginkor Fort, Gingium, Bilobil).
  2. Vinca preparaciones. Tienen un efecto nootrópico y vasodilatador, un efecto positivo en el trabajo del sistema nervioso central, el tono vascular, la circulación cerebral (Telektol, Vinpocetine, Bravinton).
  3. Complejos multivitamínicos. Mejoran la circulación sanguínea, saturan los tejidos con nutrientes y oxígeno, tienen un efecto neuroprotector, normalizan los procesos metabólicos (Dekamevit, Biovital, Vitrum Memori).

Las vitaminas y los remedios homeopáticos mejoran el bienestar de una persona y alivian los síntomas desagradables.

Intervencion quirurgica

Si el tratamiento farmacológico de la aterosclerosis cerebral fue ineficaz, entonces la cirugía es posible. Está indicado si se diagnosticó el 70% del estrechamiento del lumen de los vasos cerebrales. La endarterectomía carotídea más utilizada, en la que se diseca la pared del vaso afectado, se retira un trombo y se restablece la arteria mediante sutura.

Otro método operativo que ayuda a deshacerse de la aterosclerosis es la angioplastia. En este caso, se inserta un catéter en la arteria y el vaso se dilata con él. Esto le permite restaurar el flujo sanguíneo y empujar a través de la placa aterosclerótica. A veces se utiliza la colocación de stent. En el armazón de alambre de la arteria, endereza el vaso y mantiene su forma.

Remedios populares

Los remedios populares ayudan a combatir la aterosclerosis. Los más efectivos incluyen los siguientes métodos:

  • Todos los días deben tomar 1 cda. l jugo fresco de la patata,
  • Se recomienda comer más cebollas crudas,
  • durante el día, debe tomar 2-3 cucharadas. l aceite vegetal.

Recetas populares de la medicina tradicional para ayudar en el tratamiento de la aterosclerosis:

  1. Frotar 250 g de raíz de rábano picante, poner en una cacerola, verter 3 litros de agua caliente y hervir. Después de 15 minutos, el caldo se retira y se enfría. Tomar 3 veces al día por medio vaso.
  2. Revuelva la rosa silvestre, pode, higo, pasas, albaricoques secos en proporciones iguales. Llenar con agua fría y poner en el refrigerador durante la noche. Moler la mezcla con una licuadora y la suspensión resultante tomar 1 cucharada. l todos los dias
  3. Es necesario pelar una cebolla grande y mezclar con 100 g de azúcar. Durante 3 días limpie en una habitación oscura. Tomar la papilla debe ser de 1 cucharadita. cada 3 horas
  4. 250 g de agua hirviendo verter 200 g de hojas secas del plátano. Insistir en el caldo durante 20 minutos y beber sorbos antes de comer.

Durante el tratamiento, es importante adherirse a una nutrición adecuada. Los pacientes deben seguir una dieta estricta, lo que restringe el consumo:

  • carne roja
  • yemas de huevo,
  • margarina
  • alcohol
  • salchichas, conservas,
  • Dulces, Magdalenas.

En la dieta debe estar presente:

  • Verduras, verduras: berenjenas, calabacín, calabaza, zanahorias, guisantes, col, papas,
  • frutos del bosque
  • Mariscos, pescados: mejillones, truchas, sardinas, bacalao, salmón, atún,
  • Carne, jamón, chorizo ​​magro hervido,
  • Cereales: mijo, trigo sarraceno, harina de avena,
  • Primeros platos: borscht, sopa de repollo, sopa de remolacha, vegetariana, fruta, sopas de leche,
  • Productos de harina: galletas secas, pasteles sin sal, centeno y pan de trigo.
  • vinagretas, ensaladas,
  • café, té débil.

Es deseable hervir o hervir platos, cocer, hornear. Comer debe ser al menos 5 veces al día. La nutrición adecuada ayuda a tratar la aterosclerosis y es un factor fundamental en la prevención de la enfermedad vascular.

Mira el video: Identifique los síntomas de la arteriosclerosis (Abril 2020).